Skip to content
Organigrama

Organigrama funcional

Hay quienes dicen que el buen líder es el que sabe delegar funciones. En este caso, es el organigrama el medio que emplea ese buen líder para hacer uso de sus facultades. El organigrama funcional es un tipo de organigrama. Que se encarga de justamente graficar la distribución de cada una de las funciones dentro de una empresa. Es de vital importancia pues establece las líneas jerárquicas.

¿Qué es un organigrama funcional?

Es principalmente un tipo de organigrama, que se basa en la representación esquematizada de todas las funciones de una organización, orientadas de acuerdo a las unidades que pertenecen y como se relacionan entre ellas. Este organigrama recibe también el nombre de silo.

Es mayormente utilizado dentro de las empresas, pues delimitan los empleados en función a los cargos que ocupan dentro de la misma, distribuidos en departamentos y secciones . Este tipo de organigrama es muy práctico y genera una planificación acerca de las obligaciones, deberes y los objetivos que se desean alcanzar al final del día, mes o año.

 

Organigrama funcional 2019

Bajo este tipo de organigrama se busca, definir con exactitud las funciones y responsabilidades de cada ente, es aplicable en cualquier empresa sea pequeña, mediana o grande, en iniciativas de producción, en pequeños comercios, en fin, no hay un límite para ser aplicado, e incluso, puede ser utilizado para establecer las organización funcional dentro de una familia, en la estructura de un hogar.

Síntesis histórica del Organigrama Funcional

El organigrama funcional es la representación más tradicional dentro de cualquier organismo, sus antecedentes y bases teóricas datan del año 1920, gracias a los aportes de dos grandes, como lo fueron Henry Ford y Frederick Taylor, que postularon las teorías en las ramas administrativas relacionadas con la división del trabajo y las obligaciones, aplicadas dentro del marco empresarial.

De allí se aperturó esta rama, para que día tras día, comenzaran a surgir nuevos conocimientos dentro de esta área, que permitieran aumentar de forma considerable la eficiencia y fomentar dentro la optimización de los recursos, por lo que actualmente continúa siendo un estereotipo a seguir, implementado por un sin número de empresa, por todo lo largo y ancho del globo terrestre.

Organigrama funcional: Ventajas y Desventajas

Este tipo de organigrama presenta una serie de beneficios y desaciertos al momento de ser utilizados aunque en líneas generales, es un buen método de sistematización organizacional, en cualquier tipo de empresa, que amerite un organigrama de acuerdo a su función.

  • Ventajas
  • Permite esclarecer la función real de cada elemento
  • Establece un plan de acción diario organizado.
  • Las obligaciones se encuentra muy bien delimitadas, por ello, al momento de una falla es más fácil detectar la falta.
  • Se organiza agrupando los individuos según las aptitudes que posea para ejercer una determinada función.
  • Evita los puestos ociosos, pues al establecer las funciones de cada uno, no debe existir trabajos iguales ni de sobra.
  • Es una línea directa más efectiva, que ayuda a aumentar la eficiencia productiva.
    • Desventajas
  • No se adapta a los cambios
  • El no ejecutarlo de forma correcta implicaría un desastre funcional de toda la organización
  • Es difícil definir con tanta exactitud las funciones sin que se desvíe alguna en algún momento
  • Organigrama funcional

Características de un organigrama funcional

Al igual que todos los organigramas, éstos de tipo funcional, cumplen con una serie de características bien diferenciadas. Por ende, lo importante es establecer que el objetivo de ellos, es aumentar la productividad, estimular a una mejor toma de decisiones y mantener una estructura sólida dentro del ente.

Por lo tanto, el organigrama debe ser claro, sencillo, conciso, verás, con un diseño preferiblemente lineal, como son funciones, debe ser de forma vertical, para una mejor ramificación de las obligaciones, aunque no se exenta el hecho de que pudiera ser horizontal.

Debe poseer las funciones dentro de figuras geométricas y se deben unir mediante flechas y líneas. Además es importante entender que, la raíz o de dónde comience el organigrama siempre representará las máximas autoridades y poco a poco debe repartirse hasta llegar a los niveles mínimos.

¿Cuales son las ramas más comunes en que se divide un organigrama funcional?

  • Dirección: Es la máxima autoridad, la que establece las obligaciones de todos los demás individuos. Es el grupo funcional más alto del organigrama, el centro de control del poder y de la organización, de aquí parte la división de las diferentes funciones.
  • Administración: Este nivel dentro del organigrama, trabaja casi a la par con el poder central, pues su función es de ser un enlace comunicacional y operacional de éste con las demás extensiones.
  • Contraloría: Este es un órgano dentro de cualquier tipo de organización comercial, que se encarga de llevar las cuentas de todos los departamentos y el área de producción, es por ello, que en el organigrama debe unirse con todos los elementos.
  • Departamentos especializados: Los departamentos son entidades autónomas que se especializan en una única función, y por ende todos los que pertenezcan a esta área están completamente capacitados. Dentro de ellas, se establece una jerarquía que le permite organizarse y poder tener un control de la autonomía .
  • Motor productivo: En este nivel, es donde se producen los bienes o se ofrecen los servicios, por lo general es el último escalón dentro del organigrama.

¿Cómo hacer un organigrama funcional?

Un organigrama funcional se realiza, al inicio como los demás organigramas, recolectando la información necesaria, con respecto a la cantidad de personal, las funciones más importantes, los productos que se ofrecen, el tipo de organización del poder, si es centralizado o de tipo federal, en fin, todos los datos necesarios.

Luego de ello, sigue es hacer la clasificación de toda esa información recolectada de acuerdo  a las funciones de cada uno de ellos, las cuales se mencionaron anteriormente, dirección, administración, departamentos… en fin, se procede a hacer la selección del personal de acuerdo a sus habilidades y se designan dentro de cada una de las ramas.

De allí, de los departamentos se ramifican en las funciones específicas a nivel interno y sus niveles jerárquicos, así como, se establecen las relaciones comunicativas entre ellas. Finalmente, se procede a graficar siguiendo el patrón estándar de líneas y figuras para sintetizar gráficamente todos esos elementos.

Recomendaciones acerca de un organigrama funcional

  • Realizar actualizaciones periódicas para evitar que el modelo obsoleto perjudique la productividad. A causa, de la evolución gradual de la organización.
  • Tratar de que no sea complicada su lectura. Pues de lo contrario, un numero importante no le prestará la atención que requiere
  • Una vez elaborado el organigrama funcional. Se debe difundir por todos los niveles para que cualquiera que pertenezca a este órgano. Tenga un total acceso a la estructura funcional.
  • Establece no sólo la labor de cada individuo. Los objetivos que se deben alcanzar a corto, mediano y largo plazo. Para la proyección a nivel micro y macro de la organización en general.

 

Finalmente, en cualquier aspecto de la vida este concepto de organigrama puede ser aplicado. Delegar las funciones es un don que posee los más grandes líderes. Por eso, el organigrama funcional es una forma de sistematizar de manera precisa todos los elementos. Para que puedan compaginar correctamente. La tranquilidad y eficiencia de un organismo, depende del nivel de organización que éste posea. Por eso, no se debe obviar este concepto y debe difundirse y aplicarse en todos los aspectos que sean posible.